Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Conociendo el índice VIX

Como paso previo para crear una buena estrategia de ventaja con alta probabilidad de ganancia comenzaremos, como es obvio, por conocer sobre qué estamos operando.

En primer lugar, nos acercaremos al VIX, índice de volatilidad también conocido como el índice del miedo o del pánico («fear index»). VIX es el símbolo del «Chicago Board Options Exchange Market Volatility Index», lo que traducido al castellano es el «Índice de Volatilidad del Mercado de Opciones de Chicago». Existen otros índices de volatilidad, pero el VIX es el más conocido y usado. El VIX fue creado en 1993, sus futuros fueron negociados por primera vez en 2004, y sus opciones en 2006.

La volatilidad aumenta con las caídas, con el pesimismo, con el miedo. Es en estas situaciones de miedo cuando los mercados tienen movimientos más fuertes y eléctricos, y es en estas situaciones cuando el VIX repunta. Por contra, en tiempos de tranquilidad, estabilidad, optimismo y viva la Pepa, el VIX cae, aunque, y esto es importante, muy raramente bajará del valor de 10 por su propia naturaleza, como se explicará un poco más adelante.

De esta manera el VIX funciona, en cierto modo, correlacionado de manera inversa al S&P500, repuntando en sus caídas, y cayendo en sus subidas. Pero ¡cuidado! es muy peligroso establecer una rígida relación entre ambos movimientos: desde 1990, el número de días en los que VIX y S&P500 se han movido en la misma dirección es de un nada despreciable 19% aproximado.

De forma concreta, el VIX refleja la volatilidad implícita de las opciones sobre las acciones que componen el índice S&P500 para un periodo de 30 días. El cálculo lo hace en tiempo real tomando el promedio ponderado de la volatilidad implícita de ocho opciones call y put OEX del S&P500. La teoría dice que los inversores compran más opciones cuando quieren estar protegidos ante presumibles caídas en el mercado, y venden más opciones cuando no perciben necesidad de ellas debido al optimismo acerca de la marcha de los mercados.

El máximo histórico del VIX se alcanzó el 24 de octubre de 2008, en plena crisis financiera global, con un valor de 89,53 intradía, aunque en un calculo retrospectivo de los años previos a su creación, habría alcanzado un máximo muy superior el lunes negro de 1987. La media histórica del VIX es de 19.

En cuanto a la importante realidad de que el VIX no baje nunca de 10, ello es debido a que, si la volatilidad implícita fuera más cercana a cero, existiría un suelo natural basado en la relación riesgo/recompensa que tendrían las opciones si tuvieran una prima tan baja: Llegaría un momento en el que para el vendedor sería todo riesgo y ninguna recompensa, lo cual produce ese suelo natural llegando un punto en el que la prima de la opción no disminuye más. Si disminuyera más, empujaría a la compra de la opción y no a su venta, y se eleva la volatilidad implícita. Es por ello que, salvo casos muy puntuales y a la vez breves, como en 2006, no se ve nunca al VIX transitar por debajo del valor de 10.

Conocer a este entrañable amiguito nos será muy útil de cara a estrategias de ventaja que en el futuro desarrollaremos.

 

«El que tenga oídos, que oiga».

5 Comentarios

  1. Williamcix
    Williamcix junio 3, 2017

    fx-brokers-review.com/index_ee.html Võrdle top Forex maaklerite küsitluse võrdlus kirje

  2. pozyczka internetowa
    pozyczka internetowa agosto 19, 2017

    Nice post. I was checking continuously this blog
    and I’m inspired! Extremely useful info specially the closing phase 🙂 I take care of such info much.

    I was seeking this particular information for a long time.
    Thank you and best of luck.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *